Californianos por la Justicia es una organización estatal de bases populares que fomenta el poder de los jóvenes, las comunidades de color, comunidades de inmigrantes, familias de bajos ingresos y las comunidades de personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Travestis, Transexuales, Transgéneros, Transexuales y Queer como manera para lograr la justicia racial. Somos una organización dirigida por estudiantes que organizamos para avanzar la justicia educativa y mejorar nuestras condiciones sociales, económicas y políticas.

 

El trabajo de Californianos por la Justicia se basa en tres máximas para lograr el cambio social:

Acción de parte de la comunidad.  Creemos que las personas afectadas por la injusticia social deben dirigir el proceso del cambio social con su participación, poder, ideas y visión para la sociedad.

Solidaridad. Creemos que las  comunidades diversas, especialmente las comunidades de color, deben unirse para lograr nuestros objetivos comunes y para apoyarse mutuamente y activamente en las luchas de cada una.

Derechos Humanos.  Creemos que cada persona tiene el derecho fundamental a una vida digna libre de la pobreza, la discriminación y la opresión por motivos de raza, género, orientación sexual, condición migratoria, país de origen o idioma.

 

Nuestra visión para la educación

(Elaborada por los miembros juveniles de Californianos por la Justicia)

  • Creemos en escuelas públicas que fomenten el conocimiento, las habilidades, y la esperanza en los jóvenes porque la educación es la liberación.
  • Creemos en un sistema educativo que cuente con un personal docente cualificado y diverso para abrir las mentes de los jóvenes, y los recursos escolares para abrir las puertas a las oportunidades.
  • Creemos en luchar por los derechos de los estudiantes de color, estudiantes de bajos ingresos, estudiantes inmigrantes, estudiantes Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros y sus familias para que podamos lograr justicia en nuestras escuelas.
  • Creemos que los jóvenes, los padres y las comunidades merecen el poder de intervenir en el afán colectivo para obtener una educación de calidad.